Interes General

Juicio contra Cristina Kirchner: el festival de fotos del fiscal

UNO: “No, la cancha es lejos de la casa”, lanzan figuras del macrismo. Falso. La cancha 1 es al lado de la casa de Mauricio Macri en Los Abrojos. 

DOS: “No, las fotos son viejas”, quisieron filtrar otros. Falso. Cristina Kirchner posteó ayer un tiro libre que Macri le exhibió a Xi Jinping en 2017, jugando contra Liverpool, el equipo del fiscal y los jueces que juzgan a la vicepresidenta en la causa Vialidad. CFK se preguntó si el arquero del equipo de la persecución judicial era Mariano Llorens, el camarista. No, el vulnerado por el tiro libre era otro. Ese domingo Llorens no estuvo aunque es parte del equipo, como se ve en otras imágenes. Pero la foto publicada por Página/12 el domingo pasado es aún más reciente, de 2018, con el titular del tribunal, Rodrigo Giménez Uriburu, y el fiscal, Diego Luciani, en Los Abrojos. “Del Liverpool de Los Abrojos salió la banda de Macri”, resumió CFK. Más aún, ambos —juez y fiscal— siguen jugando y lo hicieron en este 2022 en el torneo de San Isidro conocido como Atalaya. De manera que la realidad del juicio es que hay un fiscal que acusa de forma histriónica y en verdad lo hace ante un juez que es su amigo. Nada que se parezca a la imparcialidad. 

TRES: “No, Macri no está metido en el torneo, no conoce a los jugadores”, arriesgan otros. Falso. Siempre fue el torneo de Macri, supervisado por Macri y nadie juega si no es aprobado por Macri. En alguna época, hace años, la organización estaba a cargo de Anita, su secretaria personal. Hoy lo pasó a manos de Oscar, el canchero. “Los Abrojos es el corazón de la intimidad presidencial”, escribió la biógrafa oficial del exmandatario. 

CUATRO: el principal argumento de los seguidores de Juntos por el Cambio es que las pruebas en el juicio son contundentes. Falso: hay ahora un show de los fiscales para tapar la derrota que sufrieron en los tres años de audiencias. Al punto que ahora se tienen que basar en un informe escrito por un asesor macrista, el que leen de manera grosera en las audiencias, pese a que los jueces lo descartaron en su momento.

Hasta ahora, 5 recusaciones

Hasta ayer se habían presentado cinco recusaciones a los dos fiscales y al presidente del Tribunal, Giménez Uriburu. Pidieron separarlos del juicio los abogados de CFK, de Julio de Vido, de Nelson Periotti, extitular de Vialidad Nacional, del empresario Lázaro Báez y de Raúl Santibañez, quien estuvo al frente de Vialidad en Santa Cruz. Por las fotos y porque el otro fiscal, Sergio Mola, fue visitante de la Casa Rosada, para encontrarse con el aparato del hoy prófugo Fabián “Pepin” Rodríguez Simón.

El tribunal dispuso recibir todas las recusaciones, les dará vista a los fiscales y al propio presidente del Tribunal y, en principio, habrá una audiencia oral para que todos expongan sus razones, posiblemente el viernes. Después, los dos jueces que no están cuestionados, Jorge Gorini y Andrés Basso, tomarán una decisión.

Las fotos son muy contundentes, pero igual de contundentes resultaron los registros de las visitas a Olivos y la Casa Rosada de los camaristas de Casación Mariano Borinksy y Gustavo Hornos. Sin embargo, la Corte Suprema los sostuvo y hasta son ellos los que resolverían cualquier apelación sobre las recusaciones.

Parece una comedia, pero no lo es.

De tal equipo, tal banda

Visiblemente golpeados por las fotos del fiscal, el presidente del Tribunal y el camarista Mariano Llorens, los voceros de Juntos por el Cambio se dedicaron a elaborar las excusas más descabelladas. 

Por lo pronto, CFK salió al cruce con una serie de tweets, recordando un episodio asombroso: cuando Macri visitó China y le mostró a Xi Jinping la filmación de un gol que hizo de tiro libre en Los Abrojos.

“Futbol para pocos. ¿Se acuerdan el papelón de Macri, cuando le mostró a Xi Jinping, presidente de China, cómo hizo un gol en su quinta Los Abrojos? ¿A que no sabés a qué equipo le hizo el gol Macri? ¡¡¡Si!!! A Liverpool, el equipo del fiscal Luciani, del presidente del Tribunal, Giménez Uriburu, y del camarista Llorens, el que sobreseyó a Macri en la causa por espionaje a los familiares de las víctimas del ARA San Juan. Llorens juega de arquero para Liverpool. ¿Habrá atajado ese dia? ¿Se habrá dejado hacer el gol? Si era él… seguro que sí. De Liverpool salió una de las bandas más importantes de la historia del rock. Del Liverpool de Los Abrojos salió la banda de Macri”, redondeó la vicepresidenta.

https://twitter.com/CFKArgentina/status/1557060141031243776

Página/12 supo por otros protagonistas que aquel día Llorens no estuvo, pero sí aparece en las fotos, luciendo la camiseta de arquero, en otros partidos. Aquel día, al que cuidó los tres palos lo llaman Rodo.

https://twitter.com/CFKArgentina/status/1557060147784081408

Pero eso no significa que el pelotón judicial no haya integrado Liverpool después de aquel tiro libre, en 2017. Las fotos que publicó este diario en Los Abrojos son de 2018 y, además, Luciani y Giménez Uriburu estuvieron en la alineación de Liverpool en este 2022. La amistad perdura y la distancia que exhiben en el juicio es apenas una simulación. Como señalan varias de las recusaciones:“¿Qué pensaría un ciudadano común que va a ser juzgado, si el fiscal y el juez son amigos y que, además, fueron a jugar a la cancha de su principal adversario?”.

https://twitter.com/CFKArgentina/status/1557060154083999745

Para Laura Di Marco, “Los Abrojos es el corazón de la intimidad” de Macri

Las otras excusas sacadas de la galera por el macrismo en las últimas horas apuntan a sostener que el torneo para mayores de 42 años, que sólo juegan ocho equipos, casi no tiene vínculo con Macri. Un argumento casi ridículo es que la cancha es lejos de la casa. Una mirada por Google maps indica que apenas hay unos metros: una pequeña tribunita y unos árboles es lo único que separa la casa de la cancha 1. Después, hay otra cancha, la 2, un poco más alejada.

La biógrafa oficial de Mauricio Macri, Laura Di Marco, citada por el periodista Ivan Schargrodsky, describe lo que ocurre en Los Abrojos. “Una curiosidad en la cartografía del nuevo poder: Los Abrojos, que siempre ostentó el cetro simbólico de tener la mejor cancha de césped del país, es el corazón de la intimidad presidencial. Los funcionarios que juegan fútbol los miércoles por la noche, no lo hacen en la quinta presidencial sino en Olivos. Ser invitado a ‘San Miguel’, como dicen los Macri, implica un nivel de proximidad de la que no goza cualquier ministro”. Sucede eso con el torneo para mayores de 42: pocos equipos lo disputan y todos saben que van a jugar “a lo de Macri”, el “torneo Macri”. Que a jueces y fiscales no les haya hecho siquiera ruido concurrir a la casa del entonces presidente, y seguir haciéndolo luego, exhibe la naturalidad con que asumen ese vínculo con los políticos de derecha. No sólo Macri, sino el intendente de San Miguel, el cuñado de Horacio Rodríguez Larreta y el exsecretario de Deportes de CABA, todos del PRO. Es lo que dice CFK: “Del Liverpool de Los Abrojos salió la banda de Macri”.

Una evidencia adicional, mencionada también en las recusaciones, es que en la página de Facebook de La Liverpool hay una violenta diatriba contra la vicepresidenta, reclamándoles a los jueces que la metan presa. Nadie se quejó. Nadie dijo: “Esta es una página de fútbol, no mezclemos con la política”. Se ve que estaban cómodos con la consigna de meter presa a Cristina, encima lanzada en una página de fiscales y jueces. Todo queda en familia. 

En la familia judicial. 

Seguí leyendo

fuente: PAGINA12

Comenntarios de Facebook

Show More

Related Articles

Back to top button
Close
Close